bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
     Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

Aspectos a cuidar

La Primera Comunión es un momento importante en la vida de  fe de un  niño porque es cuando, de forma más consciente,  va a experimentar en él,  por primer vez, la presencia y amistad de Jesús. Este hecho será, por tanto, un hito en su vida; será un antes y un después.

Hay muchos aspectos que habría que cuidar  para que el acontecimiento de la Primera Comunión deje una huella especial en el niño. Pero hoy sólo queremos insistir en uno:  el social   (traje, regalos, convite, dinero, fotos, etc). Caer en la trampa del consumismo o  hacer de la Primera Comunión un acto social, por encima de todo, sería  confundir al  niño,  hacerle dudar de para qué se ha estado preparando durante cierto tiempo. Sería como haber regalado un hermoso paquete, pero  sin  regalo dentro  o un libro sin letras.

Hacer fiesta sí, porque el acontecimiento lo requiere y la alegría se comparte con los más allegados; pero nunca  de tal forma que ahogue  el  verdadero motivo de la misma.

Publicado por Amparo Reig, Coordinadora Catequesis Infantil, Neocatecumena el 5 de Marzo, 2006, 10:57 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com