bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
     Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

La oración con los hijos

Para este número del boletín, quiero contaros cómo estamos fomentando la oración diaria familiar en nuestro hogar y, en concreto, con nuestros dos hijos mayores (9 y 7 años).

Hasta el año pasado, nuestras oraciones se limitaban a por la noche las típicas oraciones ya metidos en la cama. Pero, allá por el tiempo de Pascua de Resurrección, mi madre le regaló a nuestra hija mayor un librito para hacer oración durante ese tiempo litúrgico adaptado a su edad. Era una guía muy sencilla: para cada día tenía un texto bíblico y/o una reflexión, alguna canción…

En fin, empezamos a seguir la guía los cuatro juntos y empezamos a disfrutar ese momento del día de una manera especial. Incluíamos un momento para hacer peticiones, acciones de gracias…

Cuando ya el tiempo litúrgico cambió, nos encontramos un poco "desamparados". Teníamos una necesidad, un "hábito" que teníamos que cubrir. Así que, rápidamente fuimos a buscar otro material que nos pudiese ayudar. En este caso, el material que encontramos y que actualmente usamos nos sirve para todo el año y, aunque no está específicamente adaptado a los niños, nos está resultando de gran utilidad.

La experiencia nos está resultando una delicia. La solemos realizar antes de que los niños se vayan a la cama pero no la hacemos en su habitación sino en el cuarto de estar alrededor de la mesa camilla. Es verdad que no todos los días son tan provechosos, que a veces estamos demasiado cansados, que otros días se nos ha hecho un poco tarde… Pero el balance es muy positivo. Nuestros hijos están empezando a conocer la Palabra de Dios, estamos juntos aprendiendo a alabarle, a darle gracias por lo que tenemos, a detenernos por un momento y pensar en las necesidades de los demás, a saber los unos las necesidades, inquietudes y problemas de los otros y a pedir por ellas,… En definitiva y pensando en esto al momento de escribir estas líneas, tomo conciencia de que no sólo estoy transmitiendo la fe a mis hijos sino que me estoy ayudando a mi misma a permanecer fiel a la oración y a comprender la importancia de ésta en mi vida.

Conclusión, desde aquí os animo a que practiquéis la oración familiar y que, aunque a veces nos suponga cierto esfuerzo, busquéis un material que pueda ayudaros. Creo que la forma de gustar de la oración nace de la constancia y fidelidad a ésta y de que no hay manera de ser un buen cristiano si no es en contacto directo y diario con Dios.

Publicado por Carmen Garrido SC, 4 hijos pequeños. Pastoral Matrimonial el 5 de Marzo, 2006, 11:05 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com