bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

La Negociación

Ayuda en conflictos familiares


Quizás pueda parecer una palabra muy mercantilista o del ámbito empresarial. Muchos pensarán que no tiene nada que ver con el matrimonio o la vida familiar. Pero el caso es que sí es una palabra muy importante en un matrimonio, o por lo menos lo ha sido para nosotros, sobre todo desde la llegada de los niños.

 Recordamos también un concepto que nos explicaron en un encuentro de matrimonios, "acuerdos tácitos" y que hacía referencia a esos quehaceres que asume cada uno en el hogar sin acuerdo previo y que pasa a ser la obligación de cada cual.

Negociación + diálogo : creemos que es una formula estupenda para equilibrar las necesidades de cada uno de los cónyuges. Siempre hay cosas que hacer en casa, todos tenemos inquietudes individuales que requieren tiempo. Si hay niños, éstos necesitan también su dedicación, que además suele absorbernos de forma importante. La negociación nos permite hablar de las necesidades de cada uno, del tiempo que necesitemos para esto o aquello, sin entrar en si para el otro es importante o no. En un matrimonio es muy importante poder hablar y consensuar el "uso" del tiempo del que disponemos para hacer las cosas de la casa, el trabajo, el ocio, etc. Y todo es importante, no podemos pensar que lo nuestro es prioritario o más importante que lo del otro, todo es necesario desde el momento en que uno lo solicita y hay que consensuarlo y ponerlo en común para llegar a un acuerdo.

Para revisar la importancia de nuestros tiempos, es importante saber qué hacemos, qué dejamos de hacer, quienes participan, de manera que a la hora de negociar podamos buscar puntos de encuentro. Para ello nos puede ayudar ver las actividades que hacemos, si las hacemos solos, con amigos, en cuales participa nuestra pareja y en cuales no, qué hacemos como familia todos juntos o con cada uno de nuestros hijos de forma individual. Esta revisión nos puede facilitar equilibrar nuestros tiempos, de manera que podamos mejorar nuestra vida personal, de pareja y de familia en general. Pero como todo, es ponerse y practicar.

Publicado por Juan L G Charfolé, mediador familiar, 4 hijos el 21 de Mayo, 2006, 9:31 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com