bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

Carta de un hijo a todos los padres del mundo

 En esta segunda aportación queremos compartir con vosotros un escrito lleno de valores  que no puede pasar desapercibido. Merece la pena REFLEXIONAR, INTERIORIZAR, PROFUNDIZAR,…sobre su contenido, así que si alguno comienza a leer y dice “esto ya lo conocía” os invitamos a que detrás de esta frase nos paremos y lo leamos como si fuese la primera vez, aprovechando cada palabra que se nos esta regalando.

CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES DEL MUNDO.

NO me DES todo lo que pido. A veces solo lo hago para ver cuanto puedo conseguir.

NO me GRITES. Te respeto menos cuando lo haces, me enseñas a mí también y yo no quiero hacerlo. 

NO me des siempre ÓRDENES. Si en vez de eso a veces me pidieras las cosas, yo obedecería más rápido y me sentiría más a gusto.

CUMPLE tus promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio dámelo, pero también si es un castigo. 

NO me COMPARES con nadie, especialmente con mis hermanos. Si me haces parecer mejor que los demás alguien va a sufrir. Y si me pones por debajo, seré yo quien sufra.

NO CAMBIES de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer: Decídete y mantente firme. 

Déjame VALERME por mi mismo, si tú haces todo por mí, nunca podré aprender.

NO digas MENTIRAS delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro: Me haces sentir mal y desconfiar de lo que me dices. 

Cuando yo hago algo malo, No me EXIJAS que te diga por qué lo hice. A veces ni yo mismo lo sé.

Cuando estas equivocado ADMITELO y mejorara la opinión que tengo de ti. Así me enseñaras también a que yo admita mis errores. 

TRATAME con la misma amabilidad y cordialidad con la que lo haces con tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser también amigos.

 NO me DIGAS  que haga algo si tu no lo haces. Yo aprenderé de lo que tú hagas, pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.

 Cuando te cuente un problema NO me DIGAS “no tengo tiempo para tonterías” O “ESO NO TIENE IMPORTANCIA”. Trata de comprenderme y ayudarme.

 Y por último, QUIÉREME Y DIMELO. A mí me gusta oírtelo, aunque tú no creas necesario decirlo.

Publicado por Belén y Fran Abelaira SC, educación especial, 4 hijos el 15 de Diciembre, 2006, 21:51 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com