bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

Lo más importante es estar juntos y unidos

En nuestro 25 aniversario de casados, unos primos y amigos  nos regalaron un pequeño libro.  Nos ha servido de mucho y nos tomamos la libertad de animar a que otros lo lean. El título es: “Celebrando las cuatro estaciones de la vida”. En esos momentos le encontrábamos sentido a casi todas las estaciones. Éramos jóvenes, nuestras hijas se habían ido y aunque las echábamos de menos, nosotros seguíamos juntos y le dábamos gracias a Dios por ello por haber tenido la suerte de sentirnos bien el uno con el otro, con muchos días buenos y también malos. Lo hablábamos y llagábamos siempre a la misma conclusión: “Entonces nuestra casa estaba mas vacía, mas silenciosa, pero nosotros seguíamos en ella juntos y esto ya era en muchos aspectos una bendición de Dios.

Publicado por Antonio Azor y Encarna Oliver, 2 hijas fuera de casa el 15 de Diciembre, 2006, 21:30 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com