bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
<<   Abril 2007    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

Las relaciones sexuales: la importancia para la vida de los conyuges

Las relaciones sexuales son necesarias en la vida de la pareja. Unos de los temas más importantes sobre los que la pareja debe comunicarse es el de sus relaciones sexuales, dado que constituye uno de los aspectos fundamentales de su vida conyugal. Sin embargo son muchas las parejas que no lo hacen.

 Ante unas relaciones sexuales no satisfactorias, es absurdo buscar culpables. Las relaciones sexuales son cosa de dos.

Es necesario ante dicha situación, hablar claramente del asunto y analizar las causas y de este modo, las relaciones mejoraran considerablemente, sobre todo si se aborda el problema con sinceridad, calma, sin que cohíba la vergüenza ni el falso pudor.

Es preciso alejar las dificultades cuanto antes y el mejor medio para ello es el dialogo mutuo, abierto, confiado.

Es importantísimo este dialogo al inicio del matrimonio, dado  que una vez que hayamos adquiridos malos hábitos, o patrones de conductas viciados es difícil romperlos o cambiarlos.

Publicado por Mª Carmen Fernández, conciliadora y mediadora familiar, 5 hi el 14 de Abril, 2007, 11:20 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com