bpf
boletin de pastoral familiar

¡Bienvenido al blog del BPF!
Inicio / Home
Categorías
General (1) Sindicar categoría
"Estamos saliendo" (1) Sindicar categoría
Acontecimientos (3) Sindicar categoría
Ayuda en conflictos familiares (6) Sindicar categoría
Comentario familiar al evangelio (5) Sindicar categoría
Despertar la fe (5) Sindicar categoría
Editorial (7) Sindicar categoría
Educar a los hijos (6) Sindicar categoría
El arte de convivir (5) Sindicar categoría
En el nido vacio (6) Sindicar categoría
En la pérdida de un familiar (1) Sindicar categoría
Encuentros y Jornadas de Familias (4) Sindicar categoría
Los padres y el bautismo (6) Sindicar categoría
Los padres y el Colegio (5) Sindicar categoría
Los Padres y La Primera Comunión (6) Sindicar categoría
Movimientos familiares (4) Sindicar categoría
Noticias, webs y familias (2) Sindicar categoría
Oraciones (7) Sindicar categoría
Promover la familia (1) Sindicar categoría
Ruptura conyugal (3) Sindicar categoría
Vocación al matrimonio (4) Sindicar categoría
Sucríbete gratis
Recibe gratis el Boletín de Pastoral Familiar

http://familia.laiconet.com
BPF suscribete gratis
laiconet
Links de interés
Discursos del Papa en Valencia
Forum familiar
Archivo
Abril 2007 (12)
Febrero 2007 (16)
Diciembre 2006 (1)
Octubre 2006 (3)
Julio 2006 (1)
Mayo 2006 (11)
Marzo 2006 (2)
Calendario
<<   Abril 2007    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       
Sindicación
Artículos
Comentarios

Mi Perfil

 

Podemos ayudar a nuestros hijos

Se acerca el final de curso y desde este apartado y estas líneas quisiera trasmitiros ánimo para todos.

En este tiempo, los alumnos, sobre todo los de Secundaria, ultiman sus tareas y algunos (demasiados bajo mi punto de vista) tratan de hacer lo que deberían haber empezado a hacer meses atrás: estudiar de manera responsable. Las familias, que siempre debe jugar un papel determinante, en esta época del curso puede encontrarse en medio de situaciones que pueden desbordar su tiempo, su paciencia, su voluntad de ayudar/orientar a sus hijos, sobre todo en aquellos casos en los que las cosas académicas no van del todo bien.

No trato de decir lo que hay que hacer, ni plantear temas de técnicas de estudio o de organización que ayuden a mejorar el rendimiento y la relación padres/hijos. Os planteo, sobre todo, algunas orientaciones de tipo afectivo que pueden contribuir a que este curso tenga un final feliz. No son exclusivas de esta época del año, pero pueden ser útiles.

Podemos ayudar a nuestros hijos:

• Procurando que descanse el tiempo necesario.

• Aconsejándole una buena organización y planificación del tiempo de estudio.

• Ofreciéndole su colaboración, pero sin suplantar su trabajo.

• Creando un clima afectivo y motivador.

• Elogiando sus éxitos y sus logros.

• Valorando positivamente sus esfuerzos y cualidades.

• Aceptando incondicionalmente sus limitaciones y defectos.

• No ocultando información que deba conocer el tutor, por dolorosa que sea.

• Tratando a cada hijo según su modo de ser.

• No comparando nunca los éxitos o fracasos de un hijo con los éxitos o fracasos de otros miembros de la

familia.

• Proponiéndole metas y esfuerzos posibles y realistas.

• Preocupándose de el como persona, no solo como estudiante.

• Criticando o corrigiendo los errores de su hijo, pero nunca su persona.

• Evitando proyectar sobre su hijo sus propios temores o ansiedades.

• No queriendo compensar sus fracasos con los éxitos de su hijo.

• Teniendo una visión positiva de la vida, de las personas, de su hijo.

• Quitando hierro a los problemas personales o familiares.

• Orientándole, nunca imponiéndole, en cada una de las opciones que su hijo tendrá que hacer a lo largo

de su vida académica.

• Respetando las decisiones que tome su hijo después de haberles consultado.

• Valorando, ante todo y por encima de todo, LA FELICIDAD DE SU HIJO.

• …………………….

¿Cuántas más podemos añadir? Cada uno de vosotros puede contextualizar su caso personal y decidir qué sobra, qué falta y cómo pueden aplicarse. No es fácil. En educación nada es fácil y las "recetas" o "fórmulas mágicas" no existen. Nuestra formación, nuestra experiencia personal y profesional, nuestros intereses y motivaciones, nuestras realidades y nuestros sueños, nuestros porqués, nuestras creencias, nuestra fe, ….. están con nosotros y van orientado nuestro tarea de padres y educadores. No olvidemos que la responsabilidad de la educación de nuestros hijos es nuestra, es de la familia.

 Feliz fin de curso para todos. Un saludo

Publicado por Enrique Martín, director pedagógico, pedagogo, 2 hijos mayor el 14 de Abril, 2007, 11:25 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com